Duración: 4 h
Ubicación: Enna
Idioma: Italiano, Inglés –Francés, Español
Cantidad de personas: mínimo 2 personas
Reserva ahora!
Slide background
Slide background
Slide background
Slide background
Slide background
Slide background
Slide background

Desde Enna, la capital más alta de Italia (935 metros sobre el nivel del mar), se tiene la sensación de tener toda la isla a los propios pies. Sobre un acantilado, en un terreno fértil donde se dice jugase Perséfone, la hija de Deméter, el «corazón» de Sicilia se ha defendido siempre  muy bien de sus invasiores. La ventajosa posición geográfica que la caracteriza, vuelve Enna muy accesible desde todos los puntos de la isla.

Enna era sede del culto de Deméter (diosa de la fertilidad) así dicen las raíces de la religiosidad popular ennense, que aún en las ceremonias cristianas se conservan algunas huellas de los ritos antiguos.

Itinerario

Entrando en esta ciudad desde la calle panorámica, la calle que se abre camino en medio de la vegetación y ofrece al ojo un paisaje tan bello de quitar el respiro, llegamos a la Plaza Garibaldi, en la cuál se asoman los edificios de la Prefettura, de la Cámara de Comercio y del Banco de Italia; desde aquí, llegaremos a la Roca de Ceres, sede del famoso templo de Deméter. No muy lejos del templo veremos el magnífico Castillo de Lombardía (S. XIII), erigido por Federico II de Suabia. Desde la Torre Pisana, que es el punto más alto del castillo, el panorama es muy sugerente. Muchos de los monumentos de Enna se encuentran en el centro histórico, en el enredo de viejas calles que se dispersan desde la calle Roma.

La antigua iglesia de San Francesco de Paula con su preciada Torre campanario del siglo XVI.

La catedral del siglo XIV, fue reestructurada y decorada en los siglos sucesivos como se puede ver en los elementos de estilos diversos, desde el gótico al barroco.

 La fuente de Proserpina, copia de la de Bernini, del siglo.

El museo Alessi, que a pesar de las pequeñas dimensiones, ofrece un significativo panorama artístico-cultural de la civilización ennense y alberga el tesoro de la catedral, mientras que el Museo Varisano, guarda piezas arqueológicas de insólita belleza.

Para terminar, lejana del centro, se encuentra la torre de Federico II (siglo XIII), en medio de un frondoso jardín, con una altura de 28 metros, en la cima de una colina que le permite dominar la ciudad.

La plaza Garibaldi con el Palacio del Prefecto, la Cámara de Comercio y el Banco de Italia; Roca de Ceres, Castillo de Lombardía; Iglesia de San Francisco de Paula; Catedral, fuente de Proserpina, Museo Alessi, Torre de Federico II.

Para más información, escribid asicilyguidetourism@gmail.com

 

Tour extra:
NO ESTÁN INCLUIDOS LOS GASTOS DE ENTRADA A LOS MUSEOS E IGLESIAS NI EL SERVICIO DE TRASLADO DESDE PALERMO